Te mostramos las distintas técnicas para que aprendas cómo pulir el acero inoxidable

Mesada de acero inoxidable siendo pulida

Pulir el acero inoxidable es primordial para dejarlo como nuevo, ya que, a pesar de contar con excelentes propiedades, las cuales le otorgan resistencia, durabilidad y un gran acabado estético, con su uso y el paso del tiempo pueden aparecer rayaduras que son visibles en la superficie. ¡Continúa leyendo para saber cómo cuidar este material de la mejor forma!

¿Qué es lo mejor para pulir acero inoxidable?

La realidad es que existen muchas fórmulas caseras, herramientas, soluciones naturales o productos en el mercado perfectos para pulir el acero inoxidable. Algo de lo que más se utiliza en estos casos es el aceite vegetal. Y otra opción son las cremas limpiadoras especiales, que se pueden conseguir a bajo costo. 

También, puede realizarse la tarea de pulir con un disco de esparto o de franela a 3000 revoluciones por minuto (r.p.m) para que no dañe el material. Esta herramienta es muy utilizada ya que deja el acero como nuevo y se puede usar para cualquier producto que se tenga en el hogar y mejorar su apariencia. 

¿Cómo pulir y dar brillo al acero inoxidable?

Existen muchas técnicas para lograr el acabado que se desea en nuestro material, la mayoría de las cuales tenemos al alcance de la mano, siendo económicas y fáciles de implementar. Sin embargo, hay que tener cuidado con utilizar cosas que dañen el metal. Por ello, a continuación te decimos cómo pulir el acero inoxidable correctamente.

¿Qué tipo de lija se usa para el acero inoxidable?

El acero inoxidable puede dañarse al pulirlo con la lija inadecuada. Existen muchos tipos de lijas que se diferencian por el tipo de granos, el número de los mismos y su recubrimiento, por lo que, si se elige mal, podría arruinar los metales.


En este caso, para el acero inoxidable se debe utilizar una lija con tipo de grano de corindón de circonio, ya que se trata de granos uniformes, tenaces y de larga duración. Se debe tener presente, también, que deben ser granos ultra finos de 1500, 1200, 1000 u 800 para no dañar la superficie del metal.

¿Cómo se hace la pasta para pulir metales?

La primera opción para realizar una pasta pulidora es con bicarbonato de sodio y agua. Estos ingredientes se mezclan hasta obtener la consistencia deseada; el producto se aplica sobre el acero inoxidable y se distribuye sobre las zonas afectadas con un paño suave. Esta técnica le otorgará al metal una mejor apariencia y mucho más brillo.


Otra pasta que se utiliza para mejorar el aspecto del acero inoxidable es el dentífrico. El procedimiento consiste en realizar una mezcla con un poco de pasta para dientes y agua, y distribuirla sobre el metal suavemente con un cepillo de cerdas suaves o un paño. Puede repetirse la operación en el caso de que las rayaduras no se vayan.

¿Qué le hace el alcohol al acero inoxidable?

El alcohol, incluyendo el metílico y el alcohol isopropílico u otras variantes, no causa ningún tipo de daño ni corrosión al acero inoxidable. Incluso, este producto es muy utilizado como remedio casero para quitar manchas adheridas al metal como grasa y aceite, dejándolo como nuevo.


En este caso hay que realizar una mezcla de alcohol con agua y rociar el acero con la misma. Se debe dejar actuar durante unos minutos y luego secar con un trapo suave. De esta forma, podrás quitar manchas y suciedades de cualquier objeto que sea de acero inoxidable con una solución rápida y económica.

Pulir el acero inoxidable con limpiador para vidrios

El limpiador para vidrios sirve para pulir el acero inoxidable de manera rápida y económica. Debe pasarse un poco del producto sobre el material y dejar actuar unos minutos. Luego, se debe pulir lentamente con suavidad y un paño delicado para no volver a dejar marcas.

Pulir el acero inoxidable con aceite de oliva

Es otra técnica muy utilizada para dejar el acero inoxidable como nuevo, recuperando su brillo y disminuyendo las rayaduras ocasionadas por el paso del tiempo y el uso. Se aplica de la misma forma que el limpiador para vidrios, utilizando un paño suave y puliendo lentamente. Puede repetirse la acción hasta llegar al acabado deseado.

 ¿Qué le hace el limón al acero inoxidable?

Por su parte, el limón también es ideal para pulir acero inoxidable. Se utiliza un poco del jugo de esta fruta y se pasa lentamente sobre la superficie del material. El resultado será un producto brillante y liso.

Dato curioso

En la cocina, cuando se cuece comida con limón en algún utensilio de acero inoxidable, quedará un desagradable gusto metálico por la reacción química que el metal tiene con el limón. Por eso, antiguamente las familias reales utilizaban la plata para cocinar con esta fruta.

En Inoxidables Victoria tenemos diversos productos de acero inoxidable. Para solicitar una cotización gratuita de alguno de estos, con atención personalizada, puedes ponerte en contacto con el equipo de ventas llamando al 55 2601 4036, enviándonos un WhatsApp o interactuando con el chat disponible en la página.

Asimismo, síguenos en redes sociales, Instagram y Facebook, suscríbete al canal de YouTube y continúa visitando nuestro blog para descubrir más contenido de valor que ayude a proteger y mantener tus productos en buen estado.

Abrir chat
Chatea con una Ejecutiva
Hola 👋🏻 Estoy para ayudarte