Ventajas del Acero Inoxidable

Las ventajas del acero inoxidable son muchas pero la más importante es que se trata de un material sólido y no un revestimiento aplicado al acero común, por lo que no se anula su propiedad anti corrosión aunque reciba daños, golpes o rayaduras. Si quieres conocer otros beneficios del acero inoxidable ¡no dejes de leer!

¿Qué es el acero inoxidable y para qué sirve?

El acero inoxidable es una aleación resistente a la corrosión causada por el proceso de oxidación de los metales. Hay que partir de que el acero es por sí mismo una aleación de hierro (F) y carbono (C) en la que el carbono está presente en una proporción de entre 0.05% y 2% del total.

Para considerarse acero inoxidable se incorpora a la aleación cromo (Cr) en una proporción del 10% mínimo. Este elemento produce una reacción ante el oxígeno (O) del aire formando una capa de óxido de cromo (Cr2O3) que protege el metal contra la oxidación.

En esta aleación también se pueden incorporar Níquel (Ni), Manganeso (Mn) y Molibdeno (Mo) según las propiedades que se desean obtener para el metal.

  • Acero: aporta durabilidad, resistencia y conductividad térmica.
  • Manganeso: aporta dureza y aumenta la resistencia al desgaste.
  • Cromo: aumenta la dureza, brillo y protección contra la corrosión.
  • Níquel: protege contra la corrosión y aumenta la tenacidad y tracción.
  • Molibdeno: aumenta la resistencia a las altas temperaturas.

Tipos de acero inoxidable

Los diferentes tipos de acero inoxidable se logran al agregar diferentes proporciones de los elementos ya mencionados a la aleación al momento de su fabricación, esto se traduce en cambios en los beneficios del acero inoxidable que los hacen más aptos para algunos ambientes de trabajo específicos.

Martensíticos: son industriales, solo incorporan cromo entre 10 y 18% a la aleación, son utilizados en cuchillería, discos de freno, equipos quirúrgicos, partes de turbinas, tuercas y tornillos.

Ferríticos: utilizados en la industria alimentaria, 16% cromo y 0.12% carbono, son magnéticos, de pobre dureza, solo se forman en frío y no pueden ser endurecidos por calor.

Austeníticos: usan cromo entre 16 y 26% y tienen la mayor cantidad de variaciones de las que la más común es el acero inoxidable 304 usado en la industria química, petrolera, alimenticia y farmacéutica, aeronáutica, naval, así como en transporte, arquitectura y construcción civil.

Duplex: entre 18 y 38% de cromo por lo que se puede usar menos acero, pero obtener una resistencia similar o suficiente para su uso en el hogar.

Endurecibles por precipitación: incorporan aluminio, titanio y cobre a las aleaciones, se usan en la fabricación de turbinas y son muy especializados.

¿Cuáles son las ventajas del acero inoxidable?

Aunque las ventajas del acero inoxidable puedan mejorar o cambiar con los cambios a su aleación al momento de su fabricación, hay algunos de ellos que están presentes en todas las familias y tipos de este material, así que estos son algunos de sus beneficios.

 Alta higiene

Las superficies metálicas de acero inoxidable no son favorables para el desarrollo de bacterias y otros microorganismos, razón por la que es un material ampliamente utilizado en el sector salud y en la preparación de alimentos. Además otra de las ventajas del acero inoxidable es que resulta muy sencillo de limpiar.

Sostenibilidad

Otro de los beneficios del acero inoxidable es que ofrece una larga vida útil y necesita muy poco mantenimiento. Además, en cuanto llegue el momento de disponer de este material, su bajo impacto al planeta será evidente, pues se recicla al 100% con gran facilidad mediante un proceso que se puede realizar de forma indefinida. Incluso se estima que alrededor del 80% del acero inoxidable en México en el mundo es reciclado al acabar su vida útil.

Resistencia a la corrosión

Salvo el oro y el platino, ningún material está exento de la corrosión. Pero el acero inoxidable tiene una resistencia formidable a este proceso natural de deterioro. Debido a que es una aleación de acero (hierro y carbono) y cromo, en su superficie se genera una capa invisible de óxido de cromo resistente a la corrosión. Esta capa se repara sola en caso de recibir daño siempre que haya oxígeno en el aire.

Resistencia al impacto

El acero inoxidable ha demostrado ser duradero y tenaz a golpes o caídas. Esto lo hace un material resistente y confiable en la mayoría de las circunstancias en que se le pone a prueba.

Resistencia al fuego y calor

El acero inoxidable no es inflamable y tampoco promueve la propagación del fuego, por lo que resiste muy bien las altas temperaturas sin deformarse o perder sus propiedades inoxidables, los materiales de cocina por ejemplo pueden resistir con facilidad 260°C y aceros inoxidables especiales, mucho más.

Resistencia a las bajas temperaturas

Prácticamente todas las aleaciones de aluminio pueden utilizarse sin problemas en temperaturas tan bajas como los -45°C. A diferencia de otros metales y aleaciones que se tornan frágiles con el frío, el aluminio se fortalece aumentando su ductilidad y dureza.

Manufactura sencilla

Una ventaja del acero inoxidable es que, pese a ser un material resistente, puede ser cortado, soldado, formado y fabricado con tanta facilidad como otros aceros por medio de las técnicas modernas de fabricación.

Estética

Aunque pueda presentar rayaduras ocasionales, el acero inoxidable es un material que no despinta, quiebra o deforma; tampoco se mancha con facilidad por lo que es probable que con mínimo de limpieza se vea tan bien en 30 años como se ve en la actualidad.

Ligereza de peso

En la relación entre el peso y el material, el acero inoxidable aventaja a otros metales, pues es bastante duradero incluso en productos fabricados con bajo espesor.

Fácil limpieza

Para limpiar el acero inoxidable un poco de agua caliente y detergente suave serán suficientes en la gran mayoría de los casos. Es un material que no se desgasta por limpieza excesiva, aún en caso de manchas excepcionalmente difíciles en las que bastará con agua dura y un limpiador no abrasivo, o solvente alcalino ligero en caso de remover pintura.

Bajo costo de mantenimiento

Debido a lo sencillo de su limpieza, los costos de mantenimiento del acero inoxidable se mantienen bajos. Basta con limpiar con agua y jabón tres o cuatro veces al año cuando se encuentra en el exterior y limpiar todos los días en ambientes que deben ser higiénicos.

Es un excelente conductor eléctrico

Por sí solo no conduce muy bien el calor de una llama y eso causa un calentamiento desigual. Sin embargo es un muy buen conductor de electricidad con la que se calienta bastante bien. Por esa razón es utilizado para la cocción por inducción.

No requiere proceso de protección adicionales

Debido a que las propiedades anti corrosión del acero inoxidable son el resultado de la aleación que lo forma, esto quiere decir que no es necesario aplicar otros tratamientos como galvanización, cromado o pintado.

Es un material inerte

El acero inoxidable no altera las características físicas o biológicas de las cosas con las que entra en contacto. En el caso de los alimentos quiere decir que no afecta su olor, color o sabor; otro ejemplo es que preserva el agua muy bien.

Facilidad de conformación

Significa que debido a sus propiedades no solo es sencillo trabajar con el acero inoxidable, sino que además se pueden lograr formas “difíciles” que no es posible con otros materiales.

¿Cuáles son las desventajas del acero inoxidable?

  • Rayaduras: aunque no afectan su desempeño o estética, los arañazos que se generen sobre el material no pueden ser reparados con facilidad para recuperar el acabado de espejo.
  • Abolladuras: los impactos pueden dejar abolladuras y marcas sobre el material que no serán fáciles de desaparecer.

En Inoxidables Victoria contamos con una amplia variedad de aceros inoxidables de calidad comprobada, preparados para adaptarse a cualquier necesidad de manufactura que se pueda presentar. Te invitamos a ponerte en contacto y solicitar una cotización gratuita de los materiales.

Leave a Comment